¿Te ha pasado que no recuerdas en dónde pusiste las llaves del carro, o en dónde dejaste el cellular, y después lo encuentras dentro del refrigerador?  Obvio, se te viene a la mente “es la edad” pues no, olvidar cosas tan sencillas como ¿qué desayunaste? no es parte de envejecer, la respuesta podría estar en los medicamentos que estás tomando.

Según un estudio hecho por la Academia Nacional de Medicina, saber que medicamentos tomas podría ser una de tres maneras en la que puedes proteger la salud de tu cerebro.

Así que si tomas alguno de estos cuatro medicamentos, consulta a tu médico para asegurarte que no estén afectado tu memoria.

Anticolinérgicos:  Es un remedio que se vende sin receta médica y que beneficia la digestión, a la eliminación de residues y salivación.  Los medicamentos más comunes dentro de esta categoría por sus nombre comerciales son el Benadryl,  Elavil, Nyquil, Tylenol PM, Flexeril y Pamelor.

Benzodiacepinas:  Medicamento que necesita receta médica y que controla la ansiedad y la falta de sueño. Ejemplos: Valim, Xanax, Ativan y Restoril.

Sedativos  No-Benzodiacepinas:  Medicamento que necesita receta médica para ayudarte a dormer o a permanecer dormido.  Ejemplos: Ambien, Lunesta y Sonata.

Antipsicóticos : Medicamento que necesita receta médica para tratar alzheimers, convulsiones, esquizofrenia, y otro tipos de demencias.

Así que ya lo sabes, la edad no necesariamente es señal de envejecimiento.