La comisión de seguridad para el consumidor, CPSC, le advierte a los consumidores que dejen de usar la mecedora Rock n’ Play Sleeper de Fisher-Price, tan pronto como el bebé pueda darse la vuelta solo.

La adventicia surgió a raíz de que 10 bebés murieron usando este producto.

La comisión y la misma empresa Fisher-Price, enviaron un comunicado, indicando que los pequeños fallecidos eran mayores de tres meses  y que ya se volteaban de su espalda hacia el estómago mientras no estaban sujetados, corriendo el riesgo de un accidente, sin embargo no elaboraron en que fue lo que causó su muerte de los 10 pequeños.

Chuck Scothon, gerente general de Fisher-Price dijo que el producto cumple con todos los estándares de seguridad, y que cada uno de sus empleados esta comprometido a la seguridad de las familias, y que ese compromiso se extiende a ganarse la confianza del consumidos todos los días.