Comprarle una casa a nuestros papas, irnos de viaje, comprar un rancho, donar becas, ayudar al prójimo, invertir, ahorrar, son las intenciones más comunes cuando alguien se gana la lotería, y Manuel Franco, el joven de 24 años que se ganó el tercer monto mayor en la historia de la lotería de Estados Unidos, no es la excepción.  Franco ganó 768 MIILLONES de dólares, escogió recibir la cantidad en un solo pago, por lo que se lo entregaran unos 400 millones aproximadamente.  El joven prefirió no ofrecer muchos detalles de su vida personal, solo que cuando se enteró que era millonario, grito por unos 10 minutos, dijo también que batallaba para mantener un saldo de 1000 dólares en su cuenta de banco, y que renunció a su trabajo dos días después porque, a pesar de no había dicho nada a sus compañeros, él estaba tan nervioso que no dejaba de sudar pensando que ya todos sabían de su fortuna.

Sin ser ave de mal agüero, algunos economistas dicen que el 70 por ciento de las personas que se ganan el gordo, terminan en bancarrota dentro de los siguientes cinco años después de haber ganado, dicen también que hacerte millonario no te garantiza felicidad ni salud.  Algunos asesores financieros agregan, que muchos de sus clientes que se ganan la lotería, terminan enfrentado crisis de depresión, divorcio y hasta contemplan el suicidio.  La presión que viene con ser un nuevo millonario es tener que, en muchas veces, decirle no a amigos y familiares, y eso crea crisis nerviosas y de ansiedad.

Marco Franco no se mantuvo en el anonimato, las leyes del estado donde ganó, Wisconsin, no permiten ocultar su identidad.  Dijo que ya se puso en contacto con asesores financieros para hacer buen uso de su dinero.

¿Tu que harías si te ganas la lotería?