Speak Up organizó recientemente su primer taller informativo “Aprendices de Inglés”, con el objetivo de ofrecer herramientas y concientizar a los padres sobre la importancia de nivelar el aprendizaje de sus hijos, eliminando la barrera del idioma, cuando esta existe.

Más de 2.6 millones de estudiantes de escuelas públicas en California hablan un idioma que no es inglés en sus hogares. Este número representa alrededor de 42.8 por ciento de los alumnos inscritos en todas las escuelas públicas del estado, y cuando la barrera del lenguaje no es detectada a tiempo, puede representar un obstáculo importante en el proceso de aprendizaje.

Uno de los retos principales para los padres de familia que vienen de otros países, es lograr que sus hijos aprendan en la escuela al mismo ritmo y nivel, que los estudiantes cuyo primer idioma es el inglés. En California, el 20 por ciento de los estudiantes inscritos en escuelas públicas se clasifican como estudiantes de inglés que requieren apoyo adicional.

Entre los recursos con los que cuentan los alumnos en el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles, está el programa de Aprendices de Inglés, o English Learner (EL). Este programa es de suma importancia para la comunidad latina, pues el 82.2 por ciento de los estudiantes inscritos en el programa de Aprendices de Inglés en el estado, utiliza el español para comunicarse en casa.

Una de las principales preocupaciones detectadas en este taller, es que muchos de los padres no están propiamente informados sobre el proceso a seguir para que sus hijos sean incluidos en el programa que les ayudará a dominar el inglés, y que es el proceso de Reclasificación, que se alcanza cuando el alumno es considerado como competente para entender, hablar y escribir inglés. Este proceso puede llevar cinco años o más, y algunos de los alumnos nunca logran ser reclasificados.

Para María Cedano, un elemento importante para el éxito en el aprendizaje del inglés radica en que también los maestros necesitan ser evaluados.

“Yo lo que cambiaría es monitorear a los maestros cada año. Y luego, también modificaría yo, buscaría más programas … que estén evaluando los programas que agarran (LAUSD) para los aprendices de inglés, porque las estadísticas (de reclasificación) ahorita están muy bajas”.

Madres de familia asistentes a este taller, manifestaron que los niños deben tener un mayor soporte tanto por parte de los maestros como de los propios padres, y que deben trabajar en equipo.

Las madres dijeron que LAUSD necesita hacer un mejor trabajo al explicar los pasos necesarios para asegurar que los niños alcancen satisfactoriamente la “reclasificación”. Los padres necesitan saber cómo funciona, y cómo pueden ofrecer el soporte necesario a los niños.

Por su parte, Norma Santiago, también perteneciente a LAUSD y cuyo hijo tiene necesidades especiales, coincidió en que debe haber una participación más activa de los padres. “Pondría una póliza para que sea esencial que los padres asistian a las reuniones (escolares) para que aprendan cómo ayudar a sus hijos. Sean servicios especiales, así como típicos”.

Las herramientas de ayuda para padres y alumnos están ahí, pero frecuentemente se desvían por la falta de comunicación e información lo que provoca que muchos niños no reciban esos servicios. Los padres consideran que parte del compromiso que deben tener las escuelas, es hacerles saber de manera más eficiente, cómo van a ayudar a los estudiantes a través del programa Aprendiz de Inglés, a dominar el idioma.

El nuevo taller de Speak Up ayuda a informar y concientizar a los padres sobre la importancia de brindar apoyo a sus hijos para lograr el éxito en su aprendizaje y preparación para el futuro. Para más información acerca de los talleres ofrecidos por Speak Up, y para participar en el futuro, por favor envíe un mensaje por correo electrónico a info@speakupparents.org y suscríbase a Speak UP visitando www.speakupparents.org.

-Aurelia Fierros

Aurelia es Periodista y funge como Consultora para negocios

http://www.aureliafierros.com