Tel Aviv ha instalado las primeras luces en el pavimento urbano de algunos cruces peatonales de la ciudad para proteger del tráfico de coches a quienes denomina «zombis de los teléfonos inteligentes».

El consistorio ha conectado con varios semáforos unas iluminaciones instaladas en el suelo, de tecnología led, que cambian de color, pasando de rojo, verde o amarillo al mismo tiempo que los semáforos, para que quienes no levantan la cabeza de la pantalla mientras andan puedan saber qué indica la señal lumínica.