Por favor abra la puerta, venimos a contarlo, y no, no le vamos a decir a inmigración si usted es indocumentado. No necesariamente va a ser así, un juez Federal se encargó de que todos, ciudadanos, residentes e indocumentados fuesen contados con tranquilidad y sin el temor de la migra.  Se acerca el Censo 2020, muy pronto comenzarán a llegar a su casa los formularios que el jefe de familia deberá llenar.  La oficina del Censo nos promete que serán sencillos y no tomarán mucho tiempo, estarán en su idioma si usted así lo prefiere.  Por primera vez en los mas de 200 años que lleva este conteo de habitantes, el formulario estará disponible también por internet, lo que podría resultar en menor participación, especialmente en áreas dónde la red no es tan accesible o en hogares en los que no se maneje la tecnología digital.

¿Qué está en juego?

¿Qué NO está en juego? es mas fácil comenzar por ahí.  No está en juego tu permanencia en este país, casi todo lo demás si, así de sencillo.

Según expertos, si el censo no registra a todos, incluyendo a los indocumentados, podría tener repercusiones muy serias a nivel Federal cuando se trate de financiar aquellos programas dirigidos a los sectores más pobres, en el área de salud, transporte y educación. Por ejemplo, si una comunidad donde hay niños de escuela primaria no participa en el censo, esa región se quedará sin escuela o no se destinaran más fondos a la que ya existe, lo mismo sucedería en el ramo de la salud, menos habitantes, menos clínicas, menos servicios, menos fondos. 

De este conteo dependerá también el número de asientos para cada estado en la Cámara de Representantes y redefine los distritos legislativos del Congreso.

El día oficial del Censo 2020 es abril 1, sin embargo el conteo se llevará a cabo por un periodo de varios meses.