Nació bajo el nombre de Julián Paul Hawkins en Australia en 1971, pero adoptó el apellido de su padrastro y ahora el mundo lo conoce como Julián Assange.  Tiene 47 años, y es experto en informática, conocimiento que utilizó para, en 2006, fundar el polémico sitio de internet WikiLeaks.  Ese mismo año WikiLeaks hizo noticia mundial al mostrar fotografías de soldados estadounidenses que disparaban desde un helicóptero a civiles en Irak, causando la muerte de 18 de ellos, y así saltó a la fama.

Para muchos es un héroe, para otros un bandido, pues WikiLeaks ha sido utilizado para filtrar información de monumentales escándalos políticos y de corrupción.  Su forma de operar es publicando documentos e imágenes importantes de fuentes confidenciales sobre asuntos de política interna y externa de varios países, especialmente de Estados Unidos.  Quienes lo critican dicen que Julián Assange es un peligro para la seguridad nacional y que solo busca publicidad sin importarle poner en peligro la vida de otros. En abril de 2017, el Director de la CIA de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo que “WikiLeaks es un servicio de inteligencia hostil, instigado, en ocasiones, por actores estatales como Rusia”.

Quienes lo conocen dicen que es un hombre intenso, energético y con una gran capacidad intelectual, que le hace posible descifrar los más complicados códigos informáticos. Dicen que es un hombre leal a sus ideas y que pasa largos tiempos sin comer y sin dormir, enfocado solo en su trabajo.  Raffi Khatchadourina, periodista de la revista The New Yorker y que viajó con él durante varias semanas, dijo en una ocasión que Assange es un personaje tan carismático que crea un atmósfera a su alrededor, en la que todo el que esté cerca de él lo quiere proteger.

Su vida adulta, y desde que fundó WikiLeaks ha estado rodeada de escándalos, sus revelaciones eran tan comprometedoras que se ganó importantes enemigos a nivel internacional, lo que lo hizo viajar constantemente, así llegó a la embajada Ecuador en Londres en Junio de 2012, huyendo prácticamente de las autoridades suecas, que lo buscaban para responder a acusaciones de delitos sexuales, acusaciones que Assange siempre negó, asegurando que los encuentros habían sido de mutuo consentimiento. Ese caso se cerró pero Assange no pudo abandonar la sede Ecuatoriana porque aún así existía una orden de arresto en su contra por parte de las autoridades Británicas, por supuestamente evitar pagar una fianza en 2012, relacionada a esos casos de abuso sexual.

Estando en la embajada ecuatoriana en Londres, Assange solicitó la ciudadanía ecuatoriana, petición que le fue concedida bajo el mandato del ex-presidente Rafael Correa. De hecho se dice que el gobierno ecuatoriano, contempló la posibilidad de incluir en su equipo diplomático al australiano refugiado.

Y hoy 11 de abril de 2019, a casi 7 años de estar refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres, el Presidente Ecuatoriano Lenín Moreno, permite la entrada de la policía británica para arrestar Assange,  Moreno argumenta que el australiano violó reiteradamente convenciones internacionales y protocolos de convivencia.  El arresto está relacionado a asuntos legales que Assange tiene pendientes con el gobierno británico, por lo de la fianza que no pagó en 2012.

Muchos personajes internacionales condenaron el arresto de Assange, Edward Snowden, un ex-contratista de la CIA, dijo. por medio de su cuenta de Twitter, que la detención de Assange representa un momento oscuro para la libertad de prensa.

Aquí puedes ver el anuncio de Lenín Moreno, Presidente de Ecuador, en relación al arresto de Assange:

 

https://twitter.com/i/status/1116271455602393088